Es importante que desde su labor como padre, enseñe desde temprana edad a sus hijos a tener una cultura de ahorro, la cual los llevará a cumplir muchos de sus sueños.

1. Desde muy temprano y desde que el niño comprenda que toda acción tiene una consecuencia, es aconsejable iniciar con la educación financiera.

2. A los niños y jóvenes hay que explicarles que debe cuidar sus juguetes y pertenencia porque éstos son comprados gracias al trabajo de los padres.

3. Una vez los niños empiezan a ir a la escuela hay que seguirles recordando que los bienes tienen un precio de ahí la importancia además de enseñarles a administrar el dinero de las onces.

4. Para conocer la disposición tanto de los jóvenes y de los niños para ahorrar, se recomienda darles la mesada de toda la semana para que aprendan a distribuir los gastos diariamente.

5. La actual crisis financiera y económica por la que atraviesan algunos países del mundo ha dejado en evidencia que los adultos del ahora no recibieron una educación financiera adecuada.

6. Este año puede ser la oportunidad para que en las familias, colegios y universidades se inculquen conocimientos y habilidades para tomar decisiones adecuadas en materia de ahorro.

7. No se conoce una forma mejor de inversión que la del ahorro, pues no cuesta nada y por el contrario, da mucho.