Para contrarrestar las alteraciones que en el movimiento corporal de los menores produce la leucemia linfocítica, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia proponen el acondicionamiento físico basado en el juego; para de esta forma postular que la leucemia no es sinónimo de postración.

Esto es importante si se tiene en cuenta que según International Agency for Research on Cancer, en Colombia las tasas anuales de incidencia en niñas y niños son de 56 y 60 casos nuevos por 1.000.000, respectivamente, lo que convierte al país en uno de los de mayor incidencia del mundo.

Así a causa del tratamiento de este cáncer, los menores deben enfrentar algunas secuelas como anemia, vómito, diarrea, dolor óseo y articular, pérdida del cabello y las uñas; lo cual los obliga a permanecer por largos espacios de tiempo en la cama. Y este reposo prolongado, trae como consecuencia que todos los sistemas del cuerpo terminen en una condición que se conoce clínicamente como Síndrome de desacondicionamiento físico.

Por esto, investigadores de la UN formulan, como parte de su trabajo de grado, un programa de fisioterapia basado en el juego para niños que presenten síndrome de desacondicionamiento, manifestación secundaria al cáncer hematológico y/o a la quimioterapia, con el que se busca mantener la integridad de todos los sistemas y contribuir así a mejorar la calidad de vida de los menores.

Este programa está basado en una categoría lúdica denominada 'juego estructurado', donde el niño no juega libremente, según sus propias determinaciones. De esta forma, el fisioterapeuta propone una actividad específica y atractiva, como jugar, pintar, dar volteretas, jugar con balón, bailar, etc., en un tiempo limitado, que el menor debe cumplir; esto permite tener control sobre las variables que se están evaluando, por ejemplo la flexibilidad.

El tratamiento está dirigido a niños que se encuentran entre los 7 y 13 años y son clasificados en tres grupos: de 7 a 9, de 10 a 12 y los de 13 años. Cada grupo puede encontrarse en cualquiera de los tres estadios. El programa tarda seis semanas en ser completado, debido a que en la literatura existente sobre el tema se reporta que hay que hacer una fase de iniciación, una central y otra de mantenimiento. Los cambios fisiológicos aparecen luego de seis semanas de iniciada la actividad física.