Algunos restaurantes en el mundo se destacan, no sólo por su comida sino por sus prohibiciones, las cuales pasan a ser excéntricas y hacen famosos a los establecimientos con un atractivo inusual como lo son las prohibiciones y el protocolo.

De esta manera, un artículo publicado en planetajoy.com presenta las cinco prohibiciones más curiosas que tienen diferentes restaurantes en el mundo. A ver si después de conocer esto te animas para ir a comer a alguno de estos sitios.

Un restaurante ubicado en Valencia-España, tiene como su principal atractivo que está prohibido entrar vestido a comer. Este local nudista, sólo permite la entrada de clientes que sean capaces de quitarse la ropa antes de entrar; además, incluye campo de golf, un hotel y apartamentos de alquiler que sólo podrás usar si cumples con la norma.

Por su parte, el restaurante Victoria & Albert'. del hotel Grand Floridian Resort & Spa el cual se encuentra dentro de las instalaciones de Disney, prohíbe la entrada de niños menores de 10 años a su local. Esta medida fue tomada desde el 2008, según los dueños para garantizar una experiencia adulta; será que eso es posible rodeados de Minnie, Mickey y la Sirenita.

Pero para ir más allá en cuanto a prohibiciones, el café Kashiwa Mystery, al sur de Japón, prohíbe al cliente comer lo que ha pedido. El juego consiste en que sólo podrás comer lo que ha pedido el cliente que ha entrado antes que tú en el local. Es decir, si tú pides un helado se lo comerá quien llegue después de ti, aunque tu serás quien lo pague, en contraprestación te comerás lo que ha pedido el cliente que llegó antes.

En muchos lugares en el mundo el prohibido fumar es un letrero habitual en los establecimientos, sin embargo, en Holanda aunque está prohibido fumar tabaco en los restaurantes y cafés desde julio de 2008; en los coffee shops está permitido fumar marihuana y hashish. Es decir, está prohibido fumar excepto marihuana.

Finalmente, nos encontramos con un restaurante de comida japonesa en Australia, Surry Hills, el cual obliga a todos los comensales a terminar la comida que piden. Tan sólo está permitido dejar el wasabi. Y es que la norma es tan estricta que si dejas restos en el plato debes pagar una multa y se te prohíbe volver. Pero si te portas bien y acabas la comida tendrás un 30 por ciento de descuento.