En la Estación del Ferrocarril de La Sabana, en Bogotá, se dieron cita para la presentación del Plan Nacional de Recuperación de las Estaciones del Ferrocarril la Ministra de Cultura, Mariana Garcés Córdoba; el Director de Invías, Carlos Rosado Zuñiga y el Director de Patrimonio del Ministerio, Juan Luis Isaza Londoño. El Plan busca generar acciones para la rehabilitación integral de las estaciones a nivel nacional y recuperar la importancia que tienen en la dinámica social, económica y cultural de Colombia.

El Ministerio de Cultura y el Instituto Nacional de Vías, Invías, unieron esfuerzos técnicos, administrativos, jurídicos y financieros para desarrollar estrategias, planes y programas que permitan la implementación de este Plan enfocado a las estaciones de pasajeros.

El conjunto de estaciones del ferrocarril fueron declaradas en 1996, como Bienes de Interés Cultural del ámbito Nacional. Esta declaratoria incluye un estimado de 350 estaciones de pasajeros a nivel nacional, de acuerdo a los diagnósticos adelantados hasta el momento. “Hay otros aspectos asociados al ferrocarril como túneles, corredores férreos, paraderos, talleres, bodegas, entre otros, algunas de estas son patrimonio cultural pero no hacen parte de esta declaratoria” manifestó Juan Luis Isaza Londoño, Director de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

Isaza Londoño manifiesta que “debido a que el tren desde hace años no circula por el territorio nacional las estaciones de ferrocarril se encuentran en un avanzado estado de deterioro. Así es como este plan corresponde a una estrategia del estado colombiano que se articula entre el Instituto Nacional de Vías, Invías, propietario de casi todas las estaciones, y el Ministerio de Cultura. El objetivo es buscar más alianzas, públicas y privadas, para recuperar estos edificios que son tan valiosos y significativos para la historia del país y en general para los colombianos.”.

El Plan se entiende como una operación integral en la que es necesario identificar qué hacer, las etapas de realización, los criterios para definir las secuencias y prioridades de intervención y los actores involucrados. La formulación del Plan ha generado una reflexión en torno a cómo desarrollar una forma efectiva de preservar un Bien de interés Cultural del ámbito Nacional, como son el Conjunto de estaciones del Ferrocarril del país.

Mediante el Decreto 746 del 24 de abril de 1996, se declara como Monumento Nacional, hoy Bien de Interés Cultural del ámbito Nacional, el Conjunto de las Estaciones del Ferrocarril existentes en el país. Este decreto surge de la necesidad de proteger el conjunto de estaciones de la amenaza de un derribo masivo y sistemático, producido por la incontenible decisión de liquidar la empresa que reemplazó a los Ferrocarriles Nacionales de Colombia: Ferrovías.

Expresado de esta manera, el texto del decreto cubre todas las estaciones de ferrocarril existentes en el país, sin privilegiar aquellas de la red interconectada, la clasificación funcional dentro de la misma red, u otros factores que discriminan la importancia o representatividad de los inmuebles. Al declarar el conjunto, es clara la intención de proteger la memoria colectiva representada en la gesta nacional de construcción de la red férrea, pero de todas formas, deja por fuera una serie de elementos co-sustanciales con la construcción del ferrocarril como puentes, viaductos, muelles, puertos fluviales y marítimos, los sistemas de cables aéreos, etc.