Distinguido por la creatividad y calidad interpretativa de los ritmos ancestrales propios como el porro, la cumbia, el paseo y el merengue.

Es un certamen que busca fomentar la participación, integración y recreación de la comunidad sucreña; vincular a las instituciones públicas y privadas para el apoyo y defensa del folclor sabanero y estimular el sentido de pertenencia y solidaridad entre la comunidad y los artistas, y conservar la identidad cultural de esta región.

Durante el festival se realizan presentaciones musicales de décimas y gaitas; cuenteros sabaneros y las rondas eliminatorias de canciones inéditas y los conjuntos de acordeón profesional y aficionados.