La asociación de empresas de bodas de Shanghái ha amenazado con cerrar los estudios fotográficos que retraten a novios desnudos; esto debido a la opción de hacer los fotos de bodas sin ropa, actividad que es ofrecida por muchas empresas.

La medida se quiere llevar a cabo para evitar que la moda de bodas desnudas siga ganando adeptos . Pues ahora los chinos pueden elegir entre cubrir sus partes íntimas con una pieza decorativa, con los cuerpos uno del otro o enseñarse por completo mientras se están casando.

Los responsables de la asociación creen que las personas que hacen este tipo de fotos son una mala influencia moral , pues fotografiar novios desnudos no está de acuerdo con la tradición conservadora de ese país y constituye una falta de respeto a la institución sagrada del matrimonio.

Además de esto, crece la preocupación por la protección de la privacidad de los novios, ya que estos corren el riesgo de que sus fotos íntimas sean vendidas o publicadas en Internet por fotógrafos o estudios poco escrupulosos.