Tanto la billetera para el hombre como el bolso para la mujer constituyen importantes herramientas que permiten tener a la mano y organizados todos los documentos y otros artículos de uso diario, pero en la medida de lo posible hay que evitar depositar algunos de ellos allí, sobre todo para minimizar las pérdidas en caso de que sea víctima de robo.

Tarjetas de crédito

Debido a la alta circulación de tarjetas de crédito los delincuentes han inventado modalidades de robos tan sofisticadas que con solo tener a la mano el plástico puede hacer uso de él y realizar estafas.

Es recomendable que tenga una especie de billetera alterna donde deposite sus tarjetas de crédito y débito, y las lleve con usted solamente cuando vaya a realizar compras o transacciones.

Claves de las cuentas

Es usual que algunas personas escriban en una hoja de papel los dígitos de las cuentas de ahorro y corriente, así como sus claves, dejándolas a la vista de cualquier persona.

De presentarse un robo la ganancia para el delincuente será doble: se llevará su tarjeta y la clave.
Tampoco guarde claves de cuentas de correos personales donde las entidades le notifiquen movimientos financieros o guarde datos confidenciales.

Llaves de casa o automóvil

Guardar las llaves de la vivienda o del vehículo dentro de una billetera o un bolso es un error, trate de llevarlas en un bolsillo alterno sin que queden a la vista.

Según las autoridades, los delincuentes están organizados en bandas muy estructuradas y después del asalto uno o varios de ellos pueden ir tras de usted para realizar un nuevo robo con sus llaves.

Recuerde además evitar cargar grandes sumas de dinero en efectivo